Desde el momento de la recepción de producto, si detectas cualquier problema con el embalaje o la preservación del producto (únicamente defecto de producción), dispondrás de 15 días hábiles para realizar la devolución sin ningún coste adicional, ya que nos responsabilizamos de la calidad del producto.

Al tratarse de un producto alimentario, no podemos proceder con cambios de post-venta que no estén justificados. En el caso de cancelación del pedido, puedes tramitarlo a través de atención al cliente.